Croissants de hojaldre rellenos de paleta asada, brie y ciruela

Croissants de Hojaldre

La masa de hojaldre es una de las más difíciles de dominar con maestría, así que por el momento no me complico y prefiero tener una comercial – de calidad – en la recámara para preparar recetas de todo tipo. Estos croissants de hojaldre rellenos de paleta asada www.icarben.com , brie y ciruela se tienen listos en un momento y pueden ser ideales para una ocasión con invitados en casa, o para llevar.

Ingredientes

  • 1 masa de hojaldre redonda refrigerada, 125 g de queso brie, 100 de paleta asada icarben, 2 ciruelas ligeramente maduras, 100 ml de agua, 1 cucharadita de bicarbonato sódico, tomillo fresco, pimienta negra, sal.

Cómo hacer croissants de hojaldre rellenos de paleta asada, brie y ciruela

Sacar la masa de hojaldre de la nevera unos minutos para que se atempere. Precalentar el horno a 200ºC y preparar una bandeja con papel sulfurizado. Estirar el hojaldre sobre una superficie limpia ligeramente enharinada, o sobre papel de horno, usando un rodillo para dejar un grosor fino. Cortar en triángulos del mismo tamaño.

Trocear el queso brie en piezas pequeñas, retirando la corteza. Cortar la paleta asada en piezas y trocear las ciruelas, desechando el hueso. Repartir unas láminas de paleta asada en el centro de cada triángulo, añadir el queso y piezas de ciruelas. Dar un golpe de pimienta negra y agregar unas hojitas de tomillo.Enrollar con cuidado, desde la parte más grande hascia la punta.

Distribuir los croissants en la bandeja. Mezclar el bicarbonato con el agua y pintar la superficie de cada uno. Añadir sal y pimienta y hornear durante unos 15 minutos, hasta que se hayan dorado bien al gusto.

Croissants de Hojaldre. Pasos

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Estos croissants de hojaldre rellenos de paleta asada, brie y ciruela son estupendos para compartir en una comida con amigos en casa, para disfrutar al aire libre o para llevarse algo rico a la boca una noche en la que llegamos cansados a casa sin ganas de cocinar. Se pueden guardar unos días bien envueltos en la nevera y volver a calentarlos, o prepararlos antes de hornear con antelación.

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *